Microsoft refuerza su apuesta por Linux

Microsoft refuerza su apuesta por Linux con CBL-Mariner

La apuesta de Microsoft por Linux es cada vez más decidida, no solo por la fuerte presencia del sistema Open Source en Azure, sino también por el hecho de que Windows cada día parece tenerlo más difícil fuera de sus mercados tradicionales. Esas circunstancias han motivado al gigante de Redmond a desarrollar sus propias implementaciones de Linux, con CBL-Mariner como nuevo miembro de la familia.

La primera implementación de Linux (si es que se puede decir así) procedente de Microsoft fue Windows Subsystem for Linux (WSL), que permite la ejecución de distribuciones Linux sobre un sistema operativo Windows sin necesidad de reiniciar, y además con un desempeño muy destacable. Luego llegó el sistema Azure Sphere, diseñado para el Internet de las Cosas (IoT), y ahora tenemos a CBL-Mariner, que es otro sistema para un propósito específico.

La corporación detrás de Windows describe su nuevo sistema como una distribución interna de Linux para la infraestructura de nube de Microsoft y los productos y servicios de computación en la frontera. CBL-Mariner está diseñado para proporcionar una plataforma coherente para estos dispositivos y servicios y mejorará la capacidad de Microsoft para mantenerse al día con las actualizaciones de Linux”.

Por lo que se puede ver, CBL-Mariner no es un sistema para el escritorio, sino que está orientado a ser usado de forma interna dentro de la infraestructura de Microsoft. Ha sido “diseñado con la idea de que un pequeño conjunto de paquetes básicos comunes pueda abordar las necesidades universales de los servicios de computación en la frontera y en la nube a nivel ‘first party’, al tiempo que permite a los equipos individuales colocar paquetes adicionales en la parte superior del núcleo común para producir imágenes para sus cargas de trabajo”.

CBL-Mariner permite generar los conjuntos de paquetes RPM necesarios con los ficheros correspondientes y producir “artefactos de imagen” como ISO o VHD a partir de un conjunto determinado de paquetes. También se puede destacar el uso limitado de los recursos a nivel de disco y memoria cuando es implementado como un contenedor.

Parece que CBL-Mariner le debe mucho a Fedora, porque emplea Tiny DNF (desarrollado por VMware) como gestor de paquetes RPM mediante DNF y RPM-OSTree para su mecanismo de actualización basado en imágenes atómicas. Sin embargo, y a pesar de apoyarse en tecnologías RPM, para su compilación requiere de Ubuntu 18.04 junto a la última versión del lenguaje de programación Go y Docker.

Microsoft no oculta que la creación de CBL-Mariner está ligada a WSL, Azure Sphere y SONiC. Esto no tendría que sorprender a estas alturas porque la compañía trabaja desde hace años en un ecosistema propio estrechamente ligado a Linux, si bien por ahora el escritorio no parece jugar un papel importante más allá del ámbito del desarrollo.

A pesar de ser un sistema para uso interno, el código fuente de CBL-Mariner está publicado en GitHub bajo licencia MIT. Del repositorio se puede resaltar el fichero ‘README.md’, en el que aparecen reconocimientos para Photon OS Project, el Proyecto Fedora, GNU, Linux From Scratch y Openmamba.

Deja un comentario

2 × 5 =