China prohíbe la negociación y el minado de criptomonedas; el bitcóin cae con fuerza

Golpe al bitcóin en China. El banco central del gigante asiático ha anunciado una serie de medidas que prohíben de hecho el intercambio, la obtención y la circulación de criptomonedas. De hecho, cualquier transacción financiera realizada con criptomonedas se considerará una actividad ilícita, aun cuando se desarrolle desde plataformas fuera de las fronteras del país. El comunicado de la autoridad especifica que «las criptomonedas no son de curso legal» y declara que las transacciones de monedas virtuales son «ilegales» por «alterar el orden económico y financiero».

El Banco Popular de China ha prometido erradicar la actividad en este mercado, después de que ya prometiera en mayo tomar medidas enérgicas como parte de sus esfuerzos para evitar el riesgo financiero. El bitcóin cae un 4,6%, el ethereum y el dogecoin ceden en torno a un 8%, tras conocerse la información.

Las autoridades chinas llevan meses alertando de que consideran las criptomonedas un factor de desestabilización financiera del país; ahora ligan también esta actividad al fraude y el lavado de dinero, dado que las transacciones en criptodivisas no son rastreables. También ligan la minería de criptodivisas a la contaminación, por las grandes cantidades de energía que consume. China es el país del mundo donde más granjas de ordenadores hay dedicadas al minado de bitcóins, la moneda virtual más popular.

El consumo de energía provocado por estas instalaciones es equivalente al de un país de tamaño medio, como Grecia o la República Checa. La agencia de planificación económica china, en un comunicado separado del Banco Central, ha indicado que la prohibición de esta actividad es urgente para cumplir los objetivos de emisiones, en un contexto de encarecimiento de la energía.

Las criptomonedas son divisas digitales cuya posesión está garantizada por una base de datos encriptada que está distribuida entre todos los operadores del sistema, lo que sortea la necesidad de un banco central o entidad financiera que centralice los pagos. Para su obtención es preciso utilizar potentes ordenadores que descifren algoritmos matemáticos que, como la oferta de monedas es fija, son de complejidad creciente, lo que obliga a los mineros a realizar procesos más complejos y más intensivos en energía

El banco central también ha prohibido a las instituciones financieras, las empresas de pago y las empresas de Internet de facilitar el comercio de criptodivisas. El Gobierno «tomará medidas drásticas contra la especulación con monedas virtuales y las actividades financieras relacionadas, con el fin de para salvaguardar las propiedades de las personas y mantener el orden económico, financiero y social», dijo el Banco Popular de China en un comunicado en su página de internet.

Fuente

Deja un comentario

14 + siete =